Coronavirus y la comunicación con los clientes

La preocupación por el COVID-19 hizo que muchas industrias, empresas y negocios tuvieran que enfrentar el desafío de la comunicación, la organización y los métodos de actuación frente a semejante situación. 

Sostener la comunicación con los clientes siempre, cualquiera sea el rubro, es muy importante pero, ante un hecho de tal envergadura como es una pandemia, lo es aún más. Por eso, la clave está en mantenerlos actualizados sobre cada decisión que la industria, empresa o negocio tome para que así, además de estar informados, no tengan un mal concepto de tu negocio, no coloquen una mala puntuación y tu reputación online se conserve. 

A continuación te detallamos una lista con consejos para que tengas en cuenta a la hora de pensar la organización y la comunicación con los clientes y de esta manera mantener la reputación online de tu industria, negocio o empresa:

1- Información del comercio: señala la información de los visitantes y los recursos esenciales sobre COVID-19 dentro de la descripción de tu negocio. También puedes utilizar la sección de preguntas y respuestas de Google para controlar y responder las preguntas entrantes.

2- Páginas de ubicación y médicos: agrega actualizaciones importantes, información sobre el virus y los medios de comunicación a los que se puede acceder en caso de tener dudas. 

3- Redes sociales: interactúa de manera proactiva con los clientes y la comunidad utilizando las funciones de creación y publicación de redes sociales, responde a las inquietudes en tiempo real y comunica cada decisión que tu negocio tome al respecto.

4- Plantillas de respuesta: guarda plantillas de respuesta en la plataforma con información pertinente sobre el virus y los recursos asociados, con el objetivo de simplificar y reducir la necesidad de respuestas puntuales que requieren mucho tiempo a consultas repetidas.

5- Consultas virtuales: incentiva a tus clientes a realizar consultas virtuales para evitar la visita al lugar y el contacto con las personas.

Hay que ayudar a que los clientes tomen consciencia de la gravedad de la situación pero sin entrar en pánico ni desesperarse. Si ven que tu industria, empresa o negocio demuestra seriedad, preocupación y profesionalismo, van a tomar el ejemplo y colaborar para que ésto pase cuanto antes.